Conozca el impacto del COVID-19 en la comunidad Unbound a nivel mundial.

LA PANDEMIA PONE A LOS ANCIANOS EN UNA ENCRUCIJADA SOCIAL EXTREMA

Los ancianos en nuestro programa Unbound en Guatemala, reciben máscarrillas hechas por becarios de Unbound, durante la pandemia del COVID-19.

La pandemia del COVID-19 ha colocado en una situación precaria a las personas mayores en países en vías de desarrollo. Tienen un riesgo único, mientras que al mismo tiempo la solución conlleva un peligro propio.

Las principales instituciones de salud en el mundo, han informado que la soledad y el aislamiento entre los ancianos, pudieran convertirse en una amenaza masiva para su salud. Por lo que, en momentos en el que es vital el proteger a las personas mayores, poniendo en práctica el distanciamiento social, ¿cómo pueden las organizaciones que abordan los retos que enfrentan los ancianos, continuar su trabajo de manera segura?

Recientemente, en Unbound anunciamos que continuaríamos entregando beneficios de apadrinamiento a los ancianos en nuestros programas a través de transferencias provisionales de efectivo, y servicios directos — como medicamentos, alimentos y ropa— organizados por el personal local de Unbound. En la organización benéfica, creemos que ahora, más que nunca, es importante continuar suministrando y manteniendo las relaciones que tiene con los más de 30,000 ancianos en sus programas alrededor del mundo.

Dado que el personal de Unbound, alrededor del mundo, proviene de las comunidades y regiones a las que sirven, poseen una gran capacidad para adaptarse a los retos locales, a fin de garantizar que los recursos continúen llegando a su destino. Muchos de los que forman parte del personal regional han sido anteriormente niños apadrinados.

Reconocemos que el desarrollo comunitario, y un flujo constante de recursos, permiten a nuestro personal en la región, asegurar que todos se encuentren tan preparados como puedan y que nadie se quede rezagado.

– Dan Pearson, director de programas internacionales en Unbound

Los jóvenes que han recibido becas de Unbound, y las madres de niños apadrinados en los programas de Unbound, juegan un papel importante para garantizar que los ancianos tengan lo que necesitan para sobrevivir a la pandemia. En Guatemala, los estudiantes becados hicieron máscaras para los ancianos en el área, y en Honduras, las madres se reunieron para llevar comida a los ancianos que están confinados en sus hogares.

Entre las principales organizaciones en los Estados Unidos, Unbound es la única que incluye también a los ancianos en su programa de apadrinamiento. La organización sin fines de lucro conecta a personas de la tercera edad mayores de 60 años, que viven en extrema pobreza y aislamiento en 19 países, con padrinos en los Estados Unidos.

Aquí puedes ver una historia publicada por Forbes del programa de ancianos de Unbound (sólo en Inglés).





Cómo puedes ayudar en la pandemia:

Tu donativo al Fondo de Respuesta a Desastres ayuda a las familias más afectadas por la crisis del COVID-19. Las transferencias de efectivo se realizan a las cuentas bancarias individuales donde las familias reciben sus beneficios de Unbound. Esto brinda a las familias la mayor flexibilidad para cubrir las necesidades urgentes, mientras hacen su parte para mantenerse saludables y mantener a sus comunidades seguras.

DONA