Los donativos para el 2018 deben realizarse antes de las 11:59 pm hora central en el 31 de diciembre.

Participe

Nuestro programa de apadrinamiento en Unbound es sumamente personalizado. Ofrecemos a los padrinos la posibilidad de establecer una conexión directa con la persona a quien apadrina, y la experiencia es igual de gratificante para ambos.

Creemos que esto mismo ocurre, cuando se trata de difundir el mensaje del impresionante trabajo que realizamos en Unbound alrededor del mundo. Al compartir nuestro trabajo, ambos son recompensados y la comunidad Unbound crece.

Le invitamos a iniciar el programa de Unbound en su comunidad. Es divertido, fácil de hacer, y le ofrecemos incentivos para recompensar todos sus esfuerzos.

Estas son algunas de las maneras en las cuales puede participar:



COMPARTA UNBOUND

Ya se trate de una pequeña charla con un compañero de trabajo, etiquetando a un amigo en Instagram o llevando puesta una camiseta de Unbound en sus vacaciones; le necesitamos para que nos ayude a pasar la voz de cómo cambiamos vidas a través de Unbound alrededor del mundo.

INVITE NUEVOS COLABORADORES

Hay miles de niños, jóvenes y ancianos alrededor del mundo que esperan ser apadrinados a través de Unbound.


SEA PARTE DE NUESTRO VOLUNTARIADO

¿Tiene una hora libre? Eso es todo lo que necesitamos (¡pero aceptamos más!) para difundir el mensaje de Unbound en eventos locales, y ayudar a nuestros amigos en el extranjero a encontrar padrinos.

INVOLUCRE A LA JUVENTUD

Los integrantes de agrupaciones juveniles cívicas, eclesiásticas y escolares; podrán unir fuerzas con Unbound para ayudar a crear oportunidades para niños y jóvenes que viven en la pobreza, mientras, en el camino, recaudan fondos para sus propios eventos.

VIAJE CON NOSOTROS

Con viajes accesibles a 15 países, nuestros Viajes de Concientización ofrecen una experiencia inigualable. Invitamos a los participantes a disfrutar de la cultura local, conocer a sus amigos apadrinados y ver el trabajo de Unbound con sus propios ojos.

VISITAS PARROQUIALES

Es un privilegio colaborar con las comunidades religiosas y ayudar a conectar a sus feligreses con un método probado de responder al llamado del Evangelio a servir a los pobres.