Conozca el impacto del COVID-19 en la comunidad Unbound a nivel mundial.

COVID-19: Por qué son apremiantes el efectivo + la comunidad

Unbound considera que el utilizar transferencias de efectivo, y el fortalecer a la comunidad, son fundamentales, ya que permite responder rápidamente, durante la pandemia de COVID-19, a las necesidades de las familias en sus programas.

Recientemente en El Salvador, los funcionarios del gobierno aprobaron fondos del COVID-19 para familias, pero hubo un problema: las opiniones locales indicaron que el 75 por ciento de las personas que cumplieron los requisitos para el apoyo, no tenían una cuenta bancaria.

El problema de El Salvador acentúa un reto que existe a nivel mundial; a la par que las naciones ricas y pobres del mundo luchan por encontrar, durante la pandemia, maneras de apoyar a sus ciudadanos más vulnerables. Muchos países esperan utilizar transferencias de efectivo para ofrecer apoyo directo, pero se encuentran con que, algunos de sus ciudadanos más vulnerables enfrentan barreras en los servicios financieros, esto les dificulta más la situación, en un momento en que su necesidad de apoyo es aún más urgente.

Unbound, la organización internacional sin fines de lucro que trabaja con más de 300,000 familias que viven en pobreza extrema en África, América Latina y Asia, comenzó a utilizar transferencias en efectivo en el 2001, para ofrecer apoyo a las familias. Actualmente, el 93 por ciento de los niños, jóvenes y ancianos que participan en programas de Unbound, utilizan como método principal para recibir sus beneficios, las transferencias de efectivo. Unbound reconoce que el utilizar las transferencias y la plataforma de banca virtual, han podido responder con rapidez a las necesidades de las familias de su programa durante la pandemia del COVID-19.

"Todos podemos ver algunos de los retos del modelo bancario tradicional, ya que el gobierno de los Estados Unidos, como respuesta al COVID-19, debe preparar y enviar cheques de ayuda a muchísimos estadounidenses", dijo Dan Pearson, director de programas internacionales en Unbound. “La tendencia de utilizar plataformas bancarias electrónicas y otros instrumentos bancarios no tradicionales, es anterior a la pandemia del COVID-19, pero la crisis actual claramente acelera dicha tendencia. Estas tendencias son esperanzadoras para nosotros, ya que los modelos bancarios tradicionales, han hecho un mal trabajo al no incluir a los más pobres y vulnerables”.

Aproximadamente 10,000 familias de Unbound en El Salvador, pudieron recibir recientemente, subsidios del gobierno a la luz del COVID-19, gracias a que tienen sus cuentas bancarias abiertas a través del programa Unbound.

Actualmente, el 93 por ciento de los niños, jóvenes y ancianos que participan en programas de Unbound, utilizan como método principal para recibir sus beneficios, las transferencias de efectivo.

“Las familias de Unbound, tuvieron acceso a su fondo de subsidio a las pocas horas de presentar la solicitud, mientras que la población en general, sin cuentas bancarias, tuvo que seguir un proceso que implicó varios días de largas esperas en instituciones públicas y financieras", comentó, Yessenia Alfaro, coordinadora del programa Unbound en El Salvador. Es especialmente peligroso, en medio de la pandemia, el congregarse en largas filas, forzándoles a tomar una difícil elección, entre el distanciamiento social o el acceso al apoyo que necesitan.

 

De acuerdo a Alfaro, el estar las familias, familiarizadas con el sistema bancario, les ha permitido navegar sin problema, y con mayor confianza el proceso para reclamar sus subsidios, que aquellos que aún no tenían sus cuentas.

Miles de familias que reciben apoyo a través de Unbound alrededor del mundo, incluyendo a países como Colombia y Kenia, donde el acceso a teléfonos móviles es barato y firme, reciben incluso un mensaje de texto en sus teléfonos móviles cuando se deposita el dinero del apadrinamiento en sus cuentas.

Si bien las cuentas en efectivo juegan un papel importante en el éxito de Unbound en respuesta a la pandemia del COVID-19, la organización sin fines de lucro, también reconoce que su uso ayuda al desarrollo comunitario para hacer que la respuesta sea aún más fácil y de mayor efectividad.

Unbound ha capacitado y organizado a más de 10,000 grupos de madres en los países donde trabaja. Dado que en este momento el personal local de Unbound no puede visitar a las familias, los líderes del grupo de madres informan sobre las últimas necesidades de las familias en losbarrios. El apoyo de los compañeros ha sido invaluable, ya que las familias buscan navegar su sistema financiero local, y tener accesos a los recursos. Los grupos de madres comparten palabras de motivación, y a veces, incluso, comparten sus víveres, los que a menudo son escasos.

En Abril, Unbound anunció que había enviado más de US$8 millones en apoyo directo a las familias en sus programas. En tiempos de crisis, el efectivo es el rey. Pero la crisis actual, refleja una realidad más amplia. Durante y después de esta crisis, las transferencias de efectivo son la mejor forma de proporcionar apoyo inmediato, ya que permite que cada familia pueda personalizarlo para cubrir sus necesidades específicas.

Conozca las cinco dinámicas de los programas de Unbound, que ayudan a nuestra organización a responder en la crisis del COVID-19. 



Cómo puedes ayudar en la pandemia:

Tu donativo al Fondo de Respuesta a Desastres ayuda a las familias más afectadas por la crisis del COVID-19. Las transferencias de efectivo se realizan a las cuentas bancarias individuales donde las familias reciben sus beneficios de Unbound. Esto brinda a las familias la mayor flexibilidad para cubrir las necesidades urgentes, mientras hacen su parte para mantenerse saludables y mantener a sus comunidades seguras.

DONA